Anciano usa una bomba casera de "popó" para vengarse de su amigo; ¿el plan perfecto? [VIDEO]

El hombre provechó que su amigo no estaba en casa e ingresó a la propiedad para cometer su repugnante venganza. La policía lo descubrió por las cámaras de seguridad. 

Un hombre de 75 años fue sentenciado recientemente a pagar 4 mil euros debido a actos criminales en la propiedad ajena. Geoffrey Halroyd -Doveton fue responsable de rociar su propio excremento en el buzón de la puerta de su amigo a modo de venganza

NO DEJES DE VER: Un accidente lo tiene cualquiera; imágenes lo muestran segundos antes de suceder [FOTOS]

¿CÓMO SUCEDIÓ?

Halroyd -Doveton, almacenó sus propias heces durante dos meses antes de usarla como una "bomba casera" para meterla en el buzón de su antiguo amigo, Wicks.

El ataque sucedió en la noche y mientras Wicks estaba de vacaciones en el extranjero. A penas llegó a la propiedad, salpicó el "popó" en el pasillo, escaleras, en la pared y finalmente colocó una bolsa de su "venganza" en el buzón. Para no ser identificado, usó un pasamontañas y vestía de negro.

Cuando la policía interrogó a Holroyd-Doveton este dijo creer que el Sr. Wicks había contribuido a la ruptura de su matrimonio y arruinó la vida que tenía con Emily Hughes; por eso decidió vengarse.

Así dejó las paredes.

TE PUEDE INTERESAR: Huacos eróticos comprueban lo explícito que fue la sexualidad en el Antiguo Perú; adiós tabú [FOTOS]

A Holroyd-Doveton también se le dio una orden de restricción indeterminada para no contactar o ir dentro de una milla de la casa de los Wicks, se le hizo pagar 500 euros a cada uno de ellos en compensación.

El desagradable plan fue grabado por las cámaras de seguridad de la casa y sirvió como prueba para sentenciar al hombre.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO