¿Por qué después de una dieta o ejercicios recuperas el peso perdido?

Un estudio científico explica por qué cada vez que adelgazas tras hacer una dieta o una rutina de ejercicios recuperas rápidamente lo perdido

Seguro alguna vez te has preguntado por qué después de perder peso con una dieta o rutina de ejercicios vuelves a recuperar rápidamente lo perdido. Hay una razón científica que lo explica.

Un estudio de la American Physiological Society, publicado en 'Men´s Health', señala que una de las razones está en que el cuerpo siente hambre de forma constante una vez has perdido una gran proporción de peso. Es decir, cuando pierdes mucho peso, tu organismo lo procesa como una amenaza para tu supervivencia, por eso tiendes a tener más apetito.

TE PUEDE INTERESAR: CANSADO DE SER OBESO PARTICIPÓ EN CONCURSO Y GANÓ, AHORA CONVERTIDO EN UN SEXY BOMBERO ROBA SUSPIROS [FOTOS]

Los investigadores realizaron un experimento con 40 voluntarios que pesaban más de 40 kilos, quienes asistieron a cinco sesiones de pérdida de peso de tres semanas durante dos años. Para ello, los participantes fueron sometidos a un ejercicio físico diario y una alimentación sana y equilibrada, según reveló el estudio.

Los científicos les hicieron un análisis de sangre para medir sus niveles de leptina (conocida como 'hormona del hambre') después de tres períodos: un mes, un año y dos años después del inicio del experimento. También midieron las sensaciones de plenitud y saciedad de los participantes.

El resultado fue que todos los pacientes perdieron peso, pero a pesar de que lo pudieron mantener por dos años, después el hambre infinita se apoderó de ellos en los períodos de uno y dos años.

PUEDES VER: ARGENTINA COME CARNE Y ARROZ CADA 3 HORAS, SU CUERPO LUCE INCREÍBLE AL POCO TIEMPO (FOTOS)

Según explica el especialista en obesidad Spencer Nadolsky, autor de 'The Fat Loss Prescription’, estos resultados no muestran que tu dieta esté condenada siempre al fracaso. Señala que los participantes comieron más a menudo durante el estudio, de cinco a seis veces al día en lugar de tres, lo que podría haber bajado los niveles de apetito si no estuvieran acostumbrados a comer de una forma tan frecuente.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO