Youtube: Tiene 81 años y posee la “cintura más pequeña del mundo” sin cirugías [VIDEO]

A los 38 años, Cathie Jung se propuso tener una cintura de 38 centímetros y lo logró sin cirugías, solo utilizando corsés y cinturones de entrenamiento día y noche. Hoy, los problemas de salud empiezan a aparecer.

 

Youtube es una de las vitrinas preferidas de las personalidades más excéntricas que puedan existir, esas que son capaces de someterse a mil cirugías en sus cuerpos solo para ganar fama, como por ejemplo el Ken Humano. Pero también existen quienes sin necesidad del bisturí hacen noticia, como Cathie Jung, quien a sus 81 años tiene la ‘cintura más pequeña del mundo’, ni Thalía.

Nacida en Carolina del Norte, Estados Unidos, la historia de Jung con los corsés inició a sus 38 años, cuando empezó a usarlos durante 23 horas al día, junto con cinturones de entrenamiento  que le permitieron lograr una cintura de tan solo 38 centímetros.

NO TE LO PIERDAS: YOUTUBE: LOS PRIMEROS VÍDEOS QUE CAUSARON FUROR A NIVEL MUNDIAL Y SE HICIERON VIRALES

Pero Cathie no lo ha logrado sola, ya que su esposo Bob ha sido el cómplice que la ha alentado por años a conseguir este descabellado récord. Además, gracias a que es médico, se ha encargado de controlar que la mujer no se haga ningún daño grave.

Así, lo más increíble de esta historia es que la mujer nunca se ha sometido a una cirugía para lograr estos sorprendentes resultados. Lo cual rompe con el mito de que el cuerpo humano no puede cambiar cuando es adulto.

TE PUEDE INTERESAR: ESTE ES EL EJERCICIO MÁS EFECTIVO PARA LOGRA UN ABDOMEN PLANO, SEGÚN LA CIENCIA

Sin embargo, todo tiene un precio y en este caso es la salud de Cathie, quien ha confesado tener dificultades para realizar ciertas actividades cotidianas.

“Es difícil moverse y hacer muchas cosas normales, como conducir un auto. No puedo ver bien o reaccionar bien. O solo puedes sentarte cómodamente en ciertas sillas. Luego está el problema social. No todos entienden lo que estamos haciendo y piensan que una cintura pequeña es hermosa”, contó Jung.

De esta manera, estamos ante un claro ejemplo de la frase “la belleza duele”, aunque la verdad es que los excesos son dañinos y para muestra, este caso.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO