• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Padre pierde la custodia de su hijo por dejarlo jugar Fortnite durante varias horas

A pesar de que el padre sabía que a su hijo se le había diagnosticado adicción por el videojuego, lo dejó jugar Fortnite todos los días.

La justicia española determinó que el padre había sido muy permisivo.

La justicia española determinó que el padre había sido muy permisivo.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 06 Abr 2021 | 11:31 h

En España, una audiencia de la provincia de Pontevedra, tomó la decisión de que a un padre se le retire la custodia de su hijo de 13 años porque le permitía jugar demasiadas horas el videojuego 'Fortnite', a pesar de que sabía que se le había diagnosticado que era adicto.

Según la sentencia, la adicción que desarrolló hacia el videojuego le causó un bajo rendimiento académico, razón por la cual se le había restringido el uso de la consola con anterioridad. Y aunque la madre le había prohibido dedicarse a su pasatiempo en días de semana, el padre lo dejaba jugar a diario.

Además, le había comprado implementos para Fortnite con el fin de que el adolescente jugara mejor, incluso le había permitido abrir cuentas en Instagram y YouTube sin preguntárselo a la madre.

De acuerdo al informe psicológico basado en el comportamiento del menor, se concluyó que 'Fortnite' había hecho que desarrollara tendencias al aislamiento. Por ello se desaconsejó que siga jugando, pues podría desencadenar un "deterioro social, problemas conductuales y trastornos de ansiedad".

aweita.pe

Ante todos estos informes, finalmente la justicia española decidió otorgar una custodia monoparental a favor de la madre.

"La implantación de la custodia compartida no ha servido para el buen desarrollo del menor, que presenta problemas en el colegio, sociales y con una adicción importante al juego", enfatiza el juez en la sentencia.

El juez a cargo del caso también dijo que quería saber la opinión del menor, quien reconoció que su mamá es más estricta, pero que también lo ayuda más en sus deberes y se preocupa por él.

Finalmente la audiencia de la provincia de Pontevedra, estableció que padre e hijo podrán verse uno de cada dos fines de semana junto con un día laborable a la semana.