• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Fake News: Las vacunas contra el COVID-19 no producen magnetismo en el cuerpo

#FakeNews En las redes sociales han aparecido teorías acerca de que la vacuna contra el COVID-19 "produce magnetismo". Especialistas ya desmintieron esta campaña de desinformación.

Especialistas desmienten que la vacuna provoque magnetismo en el cuerpo.

Especialistas desmienten que la vacuna provoque magnetismo en el cuerpo.

  • Redactor: Aweita
  • -

Ha pasado más de un año desde que se inició la pandemia y unos cuantos meses desde que llegaron las vacunas. Y si bien, actualmente una gran parte de la población ya se está inmunizando, las teorías conspirativas no han dejado de aparecer. Antes se enfocaban en el origen del virus, ahora se centran en la cura. Lo peor de todo es que un sector de la población también ayuda a difundir estas fake news.

Recientemente en internet se han compartido videos donde supuestamente, luego de que alguien se inocula, su cuerpo empieza presentar cierto magnetismo. Esta campaña de desinformación alega que al organismo entran metales ferromagnéticos y “microchips”, los cuales aparentemente pueden ser comprobados con un imán o una moneda.

aweita.pe

A pesar de que los científicos han desmentido una y otra vez este tipo de teorías de conspiración, aún hay varias personas que se esfuerzan por seguir propagando información falsa.

La teoría de que las vacunas tienen metales o microchips

Según los teóricos conspirativos, la vacuna contra el COVID-19 "contiene metales extraños", lo que provoca un supuesto magnetismo. Para "comprobarlo", varios usuarios se han grabado colocándose objetos metálicos, monedas e imanes en el brazo, justo donde se les colocó el fármaco.

Desmintiendo la teoría

Portales especializados en verificación ya han desmentido esta campaña. Jaime Jesús Pérez, el vocal de la Asociación Española de Vacunología dijo que "es completamente falso. Por supuesto que no tienen ni metales pesados ni componentes magnéticos". Mientras tanto, el físico Alberto Nájera sugiere que el supuesto efecto solo es momentáneo y se produce gracias a la misma humedad de la piel o cuando se ejerce una pequeña presión.

El químico Fernando Herranz también recalca que "para conseguir una atracción como la que, supuestamente muestran esas imágenes, haría falta una cantidad de material magnético debajo de la piel bastante grande, más que lo que te inyectan de la propia vacuna de hecho". Es decir que, si se tuviera estos "metales extraños" en el cuerpo, en el mismo brazo aparecería una enorme mancha negra, además de que este tipo de material es palpable y cualquiera se daría cuenta de inmediato.

aweita.pe

Al Edwards, docente de Tecnología Biomédica de la Universidad de Reading (Reino Unido), enfatiza que "no hay nada magnético en las vacunas", y que "la mayor parte de lo que se inyecta es agua con algunas sales, para hacer la inyección menos dolorosa, y una cantidad absolutamente diminuta de vacuna".

NO TE VAYAS SIN LEER: INDIA: SUJETO SE COME UNA SERPIENTE PARA "TRATAR EL COVID-19" Y AMBIENTALISTAS LO DENUNCIAN