Censuran a “Peppa Pig” por ser un ícono “subversivo” para niños y jóvenes

La plataforma china Douyin eliminó más de 30,000 capítulos del dibujo animado "Peppa Pig" al considerarlo un ícono subversivo para niños y jóvenes 

Pese a ser la cerdita preferida de miles de niños en el mundo, “Peppa Pig” ha desatado gran polémica durante los últimos meses, pues acusan al dibujo animado de alterar el orden social y convertirse en un ícono subversivo para el público infantil y para una juventud “ociosa”.

LEE TAMBIÉN: La 'supuesta' escalofriante historia de la serie animada "Peppa Pig" que no conocías

El popular dibujo, que es uno de los más vistos en todo el mundo, ha vuelto a generar controversia, luego de que la plataforma china Douyin eliminara más de 30,000 capítulos de la serie. ¿La razón? El contenido de la famosa tira animada, que se sumó a la lista de las producciones censuradas por  comportamiento erótico, exhibiciones de armas de fuego, predicaciones de culto y otros contenidos controversiales. Asimismo, fue prohibido el hashtag “PeppaPig”, informó el diario Global Times.

Si bien algunos padres consideran que la caricatura de la famosa cerdita es inofensiva y deja buena enseñanza, otros afirman que causa efectos negativos en los niños y que las tiernas situaciones que manejan son en realidad historias complejas para adultos, con mensajes subliminales.

Por otra parte, además del gran vicio comercial que ha generado, Peppa Pig se ha convertido en blanco de bromas y memes en redes sociales, alguno de ellos desviado hacia el territorio de la violencia o la pornografía.

Pero este dibujo animado no solo ha generado polémica en las políticas chinas, sino también en la comunidad médica. Hace unos meses, la revista británica British Journal of Medicine publicó un artículo en el que afirmaba que el dibujo animado distorsiona el uso de la atención médica primaria.

PUEDES VER: 10 personajes de dibujos animados que fueron inspirados en personas reales [FOTOS]

En la nota se hace una crítica al personaje del Doctor Brown Bear, que ante cada mínima duda interviene para ayudar a los pacientes: "algo que no ocurre en la vida real", afirma la revista. "No hay que pensar que los médicos pueden comportarse como el Doctor Brown Bear, que acude a domicilio a cada tos de la cerdita y prescribe medicamentos superfluos. Mirar Peppa Pig y su descripción de la medicina generalista aumenta el nivel de exigencia de los pacientes y fomenta el uso abusivo de los servicios sanitarios", escribió la doctora Catherine Bell, médica general de Sheffield (norte de Inglaterra) y autora del artículo.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO